Camino Santiago Portugués 2011

Hace ya un mes que tendría que haber terminado esta entrada pero la he ido reservando en el tiempo porque era un poco diferente al resto. Este no es un viaje como los demás y tampoco es una ruta de senderismo, por eso no tenía muy claro lo que contar.

En agosto estuve haciendo las últimas seis etapas del Camino de Santiago Portugués con unos amigos. En total son 120 km dentro de Galicia que comienzan en Tui y terminan en la Plaza del Obradoiro de Santiago de Compostela. Son muy fáciles, el 95% del recorrido se podría hacer en zapatillas si no lloviera y los desniveles son prácticamente inexistentes. Es asequible para cualquier persona acostumbrada a andar.

No voy a ponerme a describir el recorrido entero porque es algo que ya está disponible en enlaces que dejo a continuación. Lo que si haré es poner los consejos y webs que me han sido útiles entre el sin fin de información que se puede encontrar en Internet sobre los Caminos a Santiago y también escribiré el listado de cosas que llevé en la mochila, que es muy importante en un viaje de este estilo.

No deben fijarse mucho en este texto quienes quieran hacer otros caminos a Santiago, el Camino Portugués es muy sencillo en cuanto a esfuerzo físico y técnico. Esa fue la razón por la que lo escogimos, estaba dentro de las posibilidades de todos los que íbamos.

Creo que me va a ser imposible no sucumbir a los misticismos, filosofías y demás historietas que cuenta cualquier peregrino; esto es como sacarle el tema de la mili a alguien que la ha hecho, que ya sabes que te espera media hora de batallitas. Haré un esfuerzo y dejaré esto para el final, no lleguéis ahí que ya sabéis lo que os espera.

Por poner un poco de orden iré hablando desde las cosas que me planteé semanas antes cuando decidí ir, hasta lo que fui viendo una vez estaba allí andando.

Vodpod videos no longer available.

¿Hago el Camino Portugués?

¿DONDE ME ESTOY METIENDO?

Lo primero primerísimo que hacer es ver como son las etapas, las distancias, los perfiles y en resumen ver donde se está uno metiendo:

La conclusión que saqué al verlas y la que me he traído es que es muy sencillo y cualquier persona que esté acostumbrada a andar puede hacerlo sin complicación. También tengo claro que cualquiera que no esté acostumbrado a andar o no tenga un mínimo de espíritu de sacrificio es mejor que no vaya porque acabará amargándose las vacaciones o se las amargará a los que le acompañen.

En el apartado “Consejos prácticos” de www.caminosantiago.org hay una recopilación muy extensa de consejos sobre al Camino en general que merece la pena leer.

Por aquí podréis encontrar más información del Camino Portugués:

Hay que tener en cuenta que para obtener la Compostela en Santiago es necesario andar por lo menos los últimos 100km o hacer 200km en bici, así que si la quieres tendrás que recorrer las suficientes etapas. Desde Tui a Santiago hay 120km.

El Camino Portugués es apto para cualquiera que esté un poco en forma.

¿COCHE DE APOYO?

“El verdadero camino” es llevar tu mismo todo lo que necesitas.

Esto de “el verdadero camino” es algo que dicen mucho los portadores de la esencia caminera, esos que han recorrido todos los caminos varias veces y creen tener metida en su cabeza toda la sabiduría Zen caminera, al mismísimo Santiago y hasta las Bolas del Drac.

Aunque me escuece la lengua al decir “el verdadero camino”, tengo que reconocer que con esto tienen razón. Viajar con todo lo que necesitas para vivir a la espalda tiene algo especial que se debe experimentar en la vida, aunque sea simplemente por saber lo que verdaderamente necesitas y de todo lo que puedes prescindir. Por tanto, para todo el que no tenga problemas de espalda mi recomendación es que intente hacerlo con mochila, eso sí, llevando sólo lo estrictamente imprescindible.

En cualquier caso cada uno decide como hacer el recorrido, nadie es mejor por sufrir más ni peor por querer sacrificarse menos. Pero insisto en que llevar todo lo que necesitas encima durante unos días, si no te supone un gran sufrimiento ese peso, es una experiencia que no se debe despreciar y que puede cambiar la forma que tienes de entender la vida y un golpe muy duro para el consumismo que hoy en día todos llevamos grabado en el cerebro.

Como norma general quien lleva coche de apoyo es el último en entrar en los albergues públicos así que en caso de llevarlo hay que decantarse por alojamientos privados (albergue privado, hostal, etc. ), por lo menos si se va en las épocas de más afluencia de peregrinos.

También hay que decir que en muchos albergues hay carteles ofreciendo llevar la mochila hasta el siguiente alojamiento.

Si no llevas coche de apoyo ni usas porteadores tienes que pensarte bastante lo que pondrás en la mochila, no puedes pasarte de peso. En cierto modo esta incomodidad te sirve para apreciar mucho lo que llevas contigo y cargas, es una forma de entender el viaje donde la limitación de equipaje te la pones tú y no la compañía de vuelo.

Estatua y Ponte da Veiga a la salida de Tui
En verano 2011 dormir en albergue público gallego costaba 5€

¿DONDE VOY A DORMIR?

“El verdadero cami…  agggg, bueno, lo de dormir en albergues ¿qué?.

Pues dormir en alberques así de entrada siempre ha sido una mierda: tienes que hacer cola para que te den cama, otra cola para ducharte, pedir la vez para cocinar algo y lo peor de todo compartes la habitación con veinte o más. ¿Y qué tiene de malo compartir habitación? pues que en el cuarto hay gente que interactúa con su entorno sin cesar: encienden y apagan la luz a cualquier hora, hacen ruido al llegar y al marcharse sea la hora que sea, se dejan las botas apestosas dentro de la habitación, se tiran cuescos sin cesar una vez se apaga la luz, y lo peor de todo: ¡roncan!.

Y a pesar de todo lo dicho en el anterior párrafo me gusta ir a albergues. ¿Cómo?, ¿pero tu estás tonto?. Pues no, es que esos incívicos son sólo unos cuantos. La mayoría de gente con la que coincides en el albergue una noche no es así y además ha hecho el mismo recorrido que tú durante el día, y la sigues viendo todos los días porque ha planificado las etapas igual que tú. Así que es fácil conocer gente y entablar amistad, compartir las experiencias del día o los temores a la etapa del día siguiente y acabar hablando de cualquier cosa con gente de la otra punta de España o del Mundo.

Si no vas a albergues es cierto que duermes mejor, pero no estás tan en contacto con los demás peregrinos y para mi este es uno de los aspectos más importantes de hacer el Camino. Así que mi recomendación es hacerse con unos buenos tapones para los oídos y armarse de paciencia, después de todo los ronquidos del de la litera de arriba son un gran tema para iniciar una conversación con la gente que andarás en la etapa de mañana.

Aquí tenéis las normas de utilización y orden de admisión en los albergues públicos:

De todas formas es algunos sitios no hay muchas plazas en los albergues, o directamente no hay, y no tenemos más remedio que ir a un alojamiento privado. Y bueno, un homenaje cada dos o tres albergues tampoco lo rechaza el cuerpo.

Si vas a albergues tendrás que incluir el saco de dormir en la mochila. En verano con un saco fino  es más que suficiente. En los albergues de la Xunta te dan una funda de papel para el colchón y otra para la almohada.

Albergue público de O Porriño
Albergue público de Redondela
Albergue público de Pontevedra

¿EN QUE FECHAS VOY?

Esto es muy importante por dos razones: ropa que echar a la mochila y saturación de los alojamientos.

La mayoría de gente suele ir en verano porque es la época en la que hay que cargar menos la mochila con ropa de abrigo y es menos probable que llueva, además es el momento en el que casi todos tienen vacaciones. Esto hace que los albergues estén saturadísimos en julio y agosto.

En nuestro caso hemos ido entre el 24 y el 30 de agosto y no hemos tenido ningún problema para encontrar sitio en los albergues, pero la gente comentaba que hasta esa semana había sido una locura.

El principal problema de la saturación es que llega un momento en que hacer el Camino se convierte en una carrera, la gente madruga mucho (las 4 de la mañana) y se pone a andar rápido para ser el primero en llegar al albergue siguiente y ponerse el primero en la cola de admisión. Cuando hay mucha gente en este plan acabas entrando en el juego aunque no quieras porque cuando se levantan (a las 4) despiertan a todo el mundo y todos empiezan a recoger en la habitación con lo que tú también te despiertas y ya no tienes más remedio que arrancar también.

Mi consejo es que huyáis de las fechas de mayor afluencia y que evitéis como sea entrar en este juego porque no estaréis haciendo un viaje sino una competición de fondo, y la idea es disfrutar de cada paso y pararse cuando apetezca ver algo o comer algo. Además de eso hay que tener en cuenta que empezar a andar de noche hace que no se vean bien las señales y puedas perderte en algún cruce.

La fecha que elijas va a hacer que la ropa que tengas que poner en la mochila ocupe y pese más o menos. La ropa de abrigo en general ocupa más, aunque la ropa técnica que hay ahora está muy lograda. El tramo final del Camino Portugués no es especialmente frío, la altura máxima es Santiago que está a 250 mts.

Mejor evitar las épocas de más afluencia. Lo de la foto son peces en el río Sar que pasa por Padrón. ¿Truchas o sollas?

He decidido ir, ¿ahora qué?

SACAR LA CREDENCIAL DEL PEREGRINO

La credencial  del peregrino sirve para poder utilizar los albergues públicos y para obtener la Compostela (o sucedáneo) al llegar a Santiago: aquí hay más información. Se puede sacar donde empieces el camino pero si la llevas ya te ahorras el problema de buscar un sitio donde te la den antes de empezar la primera etapa.

En Alicante ahora mismo están las asociaciones de Amigos del Camino de Alicante y Denia. Aquí se pueden encontrar todas las asociaciones de amigos del Camino de Santiago:

La Asociación de Amigos del Camino de Santiago de Alicante  está en los locales del Centro de Asociaciones de la C/ Serrano nº 5. Ahora mismo tienen algún problemilla con la web y el teléfono fijo, pero si os acercáis allí en persona os darán la credencial y os informarán amablemente mucho mejor que cualquiera de todo lo relacionado con los caminos a Santiago, y en especial del Camino de Santiago desde Alicante. Consultad el horario de atención al público porque al ser una asociación no es el típico horario de oficina.

Credencial
Platerito en etapa O Porriño - Redondela

¿CÓMO VOY HASTA TUI?

Desde Alicante tenemos la suerte de contar con un vuelo de bajo coste directo a Santiago que reservado con la suficiente antelación puede salir muy bien de precio, con lo que tenemos cubierta la vuelta y en este caso la ida casi también. Nosotros ni nos planteamos ir en tren desde aquí por el precio y sobretodo por el tiempo que se tarda.

Para ir de Santiago a Tui lo hicimos en bus con dos trasbordos, aunque hay gente que lo hace en tren. Estos fueron los buses que cogimos:

  • Aeropuerto a estación de bus de Santiago: www.empresafreire.com
  • Santiago a Vigo: www.monbus.es (Mejor confirmar horarios por teléfono)
  • Vigo a Tui: íbamos a coger el de  www.autna.com pero al final cogimos el de ATSA (confirmad también horarios por teléfono)

Aquí hay más información sobre transporte hasta Tui desde cualquier parte:

Billetes de bus

LA MOCHILA

La mochila es para mi lo más importante de la planificación porque va a ser lo que lleves a la espalda durante 4 o 5 horas al día. Es ya típica la historia del que ha tirado a la papelera o facturado la mitad de lo que lleva después de la primera etapa.

En primer lugar hay que hacerse con una mochila cómoda que se ajuste bien a los riñones y a las caderas que es donde debe recaer el peso para que no nos duelan luego los hombros.  Pego un párrafo de la Wikipedia que define perfectamente como debe ser la mochila para este tipo de viajes:

Las mochilas más grandes descargan la mayor parte del peso en cinturones que rodean las caderas, dejando las bandas que pasan por los hombros solo para estabilizar la carga. Esto permite llevar cargas pesadas porque las caderas son incluso más fuertes que los hombros y mejora la agilidad y el equilibrio porque la carga reside cerca del centro de masas del cuerpo. Además, esto permite descargar la columna vertebral de carga que la puede dañar. Seguir leyendo …

Ummm ...

Cosas a tener en cuenta a la hora de decidir lo que llevar:

  • Todos los días puedes lavar la ropa que has usado esa mañana. Normalmente hay pilas y lavadoras en los albergues pero sino un lavabo y el gel de ducha te pueden sacar del apuro.
  • Galicia no es el tercer mundo aunque también haya sido golpeada por la crisis del ladrillo como La Terreta. En los pueblos y ciudades del recorrido hay farmacias, supermercados, tiendas de ropa, taxis y todo lo que puedas encontrar aquí.
  • En Galicia llueve muy frecuentemente. Sí, sé que todo el mundo lo sabe, pero no hay que olvidar tener previsto el modo de cubrir la mochila para que no se nos moje la ropa seca del día siguiente o la documentación que llevamos dentro.
  • Si vas en grupo hay cosas que se pueden compartir como el cargador del móvil o las medicinas, y así no es necesario que cada uno lleve lo mismo.
  • En una ruta de este estilo no hay que estrenar nada, todo hay que llevarlo usado y más que probado.
Pues era verdad, ¡¡hay máquinas de refrescos!!

En todas partes leeréis que el peso máximo recomendado de la mochila cargada es el 10% de tu peso corporal, esto es aproximadamente 6 ó 7 kg. para mujeres y 7 u 8 kg para hombres. Sinceramente, si consigues llevar menos de ese peso al empezar mucho mejor. Hay que tener en cuenta que luego puedes llevar una botella de agua de 1 litro que ya es 1 kg. más, o un poco de comida, o comprar cualquier cosa que se te haya olvidado y te sube el peso sin darte cuenta. Cualquier kg que quites lo agradecerá mucho tu cuerpo.

Otra estrategia que me gusta es dejar la mochila un poco vacía, esto te permite meter en cualquier momento cualquier cosa en ella y buscar más fácilmente dentro. No me gusta eso de llevar la mochila a punto de explotar y que para llevar cualquier cosa tengas que ir colgando bolsitas por fuera, porque acaban molestando al tambalearse cuando andas. Además en general suelen resultar más cómodas para la espalda las mochilas grandes vacias que las mochilas llenas a presión. Con una de 50L creo que es suficiente en esta época del año.

En nuestro caso llevamos las mochilas como equipaje de mano en el avión. Y como todos sabréis, en la compañía esta de la que todo el mundo raja (pero bien que siguen utilizándola) la limitación de tamaño es: 55 cm x 40 cm x 20 cm y 10 kg de peso. Esto en el fondo fue bueno para de entrada tener un control de tamaño del mochilón.

En caminodesantiago.consumer.es hay un listado de las cosas que llevar en la mochila.

Y aquí va el listado de cosas que llevé en la mochila:

  • Saco de dormir ligero. Llevé un +5º que ocupa muy poco. Ninguno de los días me metí dentro, con una simple sábana hubiera sido suficiente.
  • Poncho. Era mi forma de cubrir la mochila y a mi mismo en caso de lluvia, para mi imprescindible porque la mochila no tenía funda impermeable.
  • Chaqueta chubasquero fina. Esta me vino bien como cortavientos de poco abrigo por las mañanas y para pasear por las tardes cuando ya había terminado de andar.
  • Toalla de microfibras. Antes se solía llevar la típica spontex de cocina como toalla. Ahora hay unas toallas que ocupan lo mismo y se secan rápidamente, incluso te pueden servir para taparte de noche.
  • Gafas de sol.
  • Gafas de ver. Los miopes no tenemos más remedio que llevarlas. Descarté totalmente llevarme lentillas por no cargar con el líquido y no tener que perder tiempo por las mañanas en ponérmelas.
  • Linterna frontal. Por educación hay ciertas horas en las que no se debe encender la luz de la habitación. Si piensas empezar a andar de noche también te sirve para señalizarte cuando andes por carreteras.
  • Pinzas de ropa. La ropa que lavaste la tarde anterior no suele estar seca a la mañana siguiente, un truco muy práctico es tenderla por fuera de la mochila para que le de el sol mientras andas. Para esto uso pinzas de ropa y hay gente que usa imperdibles.
  • Bolsas de supermercado y varias bolsas zip de congelación. Esto es más que nada para organizarte la mochila poniendo las cosas relacionadas juntas. En las bolsas zip es más difícil que entre el agua y para meter papeles van bien.
  • Tapones para los oídos. IMPRESCINDIBLES para dormir en albergues, si no es imposible.
  • Móvil.
  • Cargador de móvil. Era un cargador compartido con dos personas más.
  • Gel. Los botecitos de líquidos rellenables para maleta de mano en avión son muy prácticos.
  • Desodorante. Bote pequeño y ligero.
  • Un cepillo y pasta de dientes. Ese tubo de pasta que tienes a medias en casa es perfecto, así pesa menos.
  • Crema solar de alta protección. Un botecito pequeño, también puede ser compartido con más personas.
  • Chanclas para la ducha. A ser posible que pesen y ocupen poco. Estás tenían un poco de tela y tardaban en secarse, mejor totalmente de plástico.
  • Cartera. Con tarjeta sanitaria, DNI, carnet de conducir, tarjeta de crédito y un dinero en metálico (se gasta poco yendo de albergues).
  • Credencial del peregrino.
  • Descripción recorrido. Es muy útil llevar impresas las descripciones de las etapas para luego saber la situación de los albergues, las distancias, los pueblos por los que se pasa y disponer de un pequeño relato del recorrido y una descripción turística. La de mundicamino o la de consumer.es valen.
  • Esparadrapo. Por suerte o por desgracia sé donde suelen salirme las ampollas en los pies y como medida de precaución antes de que salgan me pongo un trozo de esparadrapo en esos sitios. Me funciona. Hay gente que se unta los pies en vaselina antes de empezar a andar, esto no lo he probado.
  • Sombrero. El sombrero de senderismo.
  • 1 Pantalón corto de senderismo. Me llevé además una correita de tela para que ajustaran bien a la cintura y evitar así rozaduras.
  • 2 camiseta poliéster manga larga. Me llevé dos por ponérmelas a la vez si hacía frío pero podría haber dejado una porque no me hizo falta.
  • 1 camiseta poliéster manga corta. Estás camisetas técnicas secan el sudor enseguida y evitas así resfriados inoportunos, además luego al lavarlas también se secan enseguida. Mucha gente se lleva camisetas viejas para luego allí deshacerse de ellas y comprarse otras por el camino.
  • 2 pares de calcetines gordos de algodón que abriguen poco. Para andar.
  • 1 calzoncillo. La muda del día siguiente.

Cosas que llevé puestas:

  • 1 camiseta de poliéster manga corta, además de la que llevaba en la mochila.
  • 1 par calcetines finos. Para las tardes.
  • 1 Pantalón pirata. También me servía para andar y abrigaba un poco más que los cortos de senderismo.
  • 1 calzoncillo

Cosas que llevé y podría haber prescindido de ellas:

  • Bañador. Lo llevé por si acaso se prestaba un bañito y no lo usé.
  • 1 mallas pantalón. Las tenía por si hacía mucho frío y no las usé ni un sólo día.
  • Cámara de fotos pequeña y cargador. No me arrepiento de llevarla pero hoy en día si tienes un móvil con una cámara mínimamente decente es más que suficiente para tener unos cuantos recuerdos.
  • Ladrón pequeño. Esto era por si en los albergues estaban todos los enchufes ocupados, no lo usé pero en otras fechas de más masificación si será necesario.
  • Crema after sun. Si por la mañana tienes la precaución de ponerte crema solar luego esto no hace falta, además que en los pueblos hay tiendas por si te hiciera falta por la tarde.
  • Tiritas. En mi caso no las usé, pero a la mayoría de gente se le hacen ampollas. En las farmacias de por allí venden un kit del peregrino para curar ampollas. Las famosas Compeed tenían seguidores y detractores, unos decían que funcionaban y otros que no.
  • Una de las 2 camisetas de poliéster de manga larga. No hizo frío, me la podía haber ahorrado.

Me he dejado para el final el calzado porque es lo más importante, pasas mucho tiempo sobre él. El Camino Portugués por Galicia transcurre casi al 95% por sitios donde se puede andar con zapatillas de deporte: carreteras, aceras y pistas de tierra lisas. Además tuvimos la suerte de que sólo llovió un par de minutos en todos los 120km del recorrido.

  • Zapatillas deportivas (no resistentes a la lluvia). Las llevé por si había tramos de carretera y las acabé usando en todas las etapas. Pero lo más normal en Galicia es que llueva y no puedas usar este tipo de calzado. Lo bueno es que eran ligeras y en la mochila no suponían casi peso, así que no me arrepentí de llevarlas.
  • Botas. Me llevé unas botas de caña alta que me van muy bien en montaña. Fue para evitar torceduras de tobillo, andar cómodo en los tramos de senda o piedras y tener un calzado impermeable. Me arrepentí mucho porque por carretera no iba cómodo con ellas y las llevé todo el tiempo en la mochila, pesaban bastante. Para este camino hubiera sido más apropiado unas zapatillas de trekking impermeables que fueran cómodas al andar por carreteras y pistas lisas de tierra.

La elección perfecta de calzado para cualquier camino es la que te hace ir más cómodo y a la vez pesa poco. Siempre es cuestión de estudiar el trazado con antelación y combinar chanclas para ducha, calzado cómodo en carretera y calzado cómodo en sendas de modo que se ajuste a lo que te vas a encontrar. En el caso del Camino Portugués para la mayoría de gente es suficiente llevar unas sandalias que se sequen pronto para usarlas en la ducha y al andar por las tardes, y unas zapatillas de trekking que sean cómodas al andar por carretera y resistentes a la lluvia. Hay muy pocos tramos propensos a torceduras de tobillo, quizá el único tramo es una antigua calzada romana que hay entre Redondela y Pontevedra.

Calzada romana entre Redondela y Pontevedra

Cosas que no llevé y tuve que comprar:

  • Repelente de mosquitos. En los albergues suelen dejar las ventanas abiertas en estas fechas y los mosquitos no tienen piedad del peregrino. Esta es una de esas cosas que se pueden compartir entre varios.
  • Navaja. No se puede poner en la maleta de mano del avión, o eso pensaba yo, porque resulta que si la hoja mide menos de unas medidas concretas no hay problema.

Cosas que no llevé:

  • Bastones de trekking. Me hubiera gustado porque andar con bastones es mucho más cómodo y trabajan menos las piernas, pero en la maleta de mano del avión no dejan llevarlos. Luego me dijeron que se podían facturar sin coste en algunas compañías.
  • Sudadera. Con el chubasquero cortavientos y la camiseta larga poliéster me las apañé perfectamente. En otras épocas será necesaria.
  • Pequeña cuerda tender. En fechas de masificación si que será necesaria.
  • Jabón para lavar la ropa. Con el gel te apañas, aunque no quede tan bien.
  • Crema rozaduras. Llevaban otros y además en las farmacias de allí la puedes conseguir si se da el problema.
  • Yodo y agujas esterilizadas. Igual, en las farmacias venden el kit ampollas de peregrino, a no ser que estés seguro que las vas a tener no hace falta llevar nada.
  • Voltarén (crema para golpes). Me la dejaron y me puse en las plantas de los pies algunas tardes. La mochila con las botas era demasiado pesada y mis talones lo notaban.
  • Cantimplora. La verdad es que con un par de botellitas de medio litro o incluso menos te las apañas perfectamente, pesan menos que una cantimplora y puedes tirarlas cuando quieras. Por todo este trazado hay bares y supermercados para comprar agua o tomarse un refresco al hacer una parada.
Cruceiro entre O Porriño y Redondela

¿ENTRENAMIENTO?

Si no estás acostumbrado a andar regularmente será necesario entrenar. Este Camino es muy sencillo, con acostumbrar el cuerpo a andar 30km o 40 km semanalmente puede ser suficiente y más aún si lo que haces son sendas de por aquí que tienen desniveles mucho mayores que los que hay en el Camino Portugués.

Aquí se puede leer algo más general sobre el entrenamiento previo al ir al Camino de Santiago:

Es importante ir un poco en forma porque los que van justos se tienen que pasar las tardes descansando en la cama, mientras que si vas bien por la tarde podrás disfrutar de la visita turística del pueblo o ciudad donde ha terminado la etapa. Y en general se disfruta mucho más del recorrido si vas bien porque no estás todo el tiempo pensando en lo que te queda y si podrás llegar.

Entre Mos y Redondela

HACER PRUEBAS PARA PONERSE EN SITUACIÓN

Algo lógico pero que a alguien se le puede olvidar:

  • Cuando ya has decidido lo que vas a llevar en la mochila la cargas con todo y te vas a hacer un recorrido lo más parecido posible en distancia, desnivel y suelo a una de las etapas que harás. Además si lo haces varios días aún mejor, seguro que después de volver de ese recorrido te replanteas llevarte algo porque verdaderamente no te va a hacer falta o lo podrás conseguir allí. En mi caso quité un polar, una muda y alguna cosa más.
Pones una piedra y pides un deseo. Un buen entretenimiento si estás esperando que te alcancen.
Tanto la flecha como la concha señalan a la derecha. No es muy normal ver una flecha pintada en un mojón pero así podemos ver juntas las dos señales que sigue el peregrino obsesivamente.

Andando

De repente un día tienes la mochila cargada a la espalda y estás en la salida del primer albergue, el camino va a empezar.

Con las conchas y las flechas amarillas señalando la dirección y sentido  (en la foto de arriba para la derecha) es casi imposible perderse, a no ser que uno vaya hablando y se despiste. Los kilómetros que hicimos estaban muy bien señalizados.

EL PLANING DIARIO

Esta vendría a ser la historia de una etapa de las del Camino de Santiago Portugués que hicimos:

  • A las 6:30 te levantas. Algún día hasta te despertará antes un “amable” compañero de habitación.
  • Te vistes con la ropa que te has dejado preparada para andar la noche anterior.
  • Coges todo y te sales de la habitación para no hacer ruido y no despertar a los peregrinos que quieran seguir durmiendo.
  • Desayunas. Lo ideal es comprar algo la tarde anterior para este desayuno porque no siempre vas a encontrar un bar abierto en el trayecto para desayunar.
  • Terminas de vestirte, arreglas la mochila y las preparaciones que necesites antes de andar (tiritas, esparadrapo, crema solar, etc)
  • Sobre las 7:30 empiezas a andar.
  • A las 11:00 parada para un pequeño almuerzo. La picaeta.
  • Intentar sellar la credencial a mitad de recorrido, si paras en un bar pues le pides que te pongan el sello.
  • Entre las 12 y las 13 llegas al albergue. Los albergues públicos no abren hasta las 13 para senderistas, así que la gente al llegar suele dejar las mochilas en una cola según el orden de llegada para luego cogerlas y entrar en el mismo orden al albergue.
  • Una vez tienes cama toca ducharse.
  • Al terminar de ducharse hay que lavar la ropa de la mañana. Si tienes suerte y en ese albergue hay lavadora y secadora aprovecha para lavar todo lo que puedas.
  • Salir a buscar un menú con comida caliente de plato. Uno de los mejores momentos del día, es que ¡¡estás en Galicia!!.
  • Vuelta al alberge a descansar un rato.
  • Sobre las 18:00 paseito por el pueblo con visita turística. Las guías que comento arriba suelen dar ideas de las zonas visitables.
  • Localizar una tienda para comprar comida para cenar un poco y el desayuno de mañana. Se compra lo justo para no tener que cargar con comida el día siguiente ni tirar nada a la basura. A no ser, y ojo con esto, que al día siguiente sea domingo y vaya a ser difícil encontrar algo abierto para comprar, entonces hay que hacer un poco de acopio de víveres para cenar el domingo y desayunar el lunes.
  • Localizar por donde empezará la etapa de mañana, ver por donde siguen las marcas en el pueblo.
  • Vuelta al albergue a cenar. Lo mejor es cenar ligero para descansar mejor.
  • Preparar todo para que al día siguiente se recoja lo antes posible.
  • A las 22:00 en los albergues se debe estar ya con la luz apagada de las habitaciones, de hecho salvo en Santiago que es a las 23, en el resto de sitios a esa hora ya no se puede entrar en los albergues. A una hora incierta entre las 22 y las “toy torrao” se han apagado las luces y encendido los sueños (entre toses, ronquidos y cuescos).
Recogiendo marisco en Redondela, es la Ria de Vigo

UN PAR DE CONSEJOS MÁS

Hay un truco para curar las ampollas de una forma menos dolorosa: aguja e hilo. Venden un kit en las farmacias. Podeís leer aquí como se hace: blogs.compostelavirtual.com/caminodesantiago y en la misma web hay más consejos.

Pegarse el madrugón (4 o 5 de la mañana) para empezar a andar antes que nadie y hacer el recorrido corriendo para llegar al siguiente albergue el primero no creo que sea el espíritu del Camino o de cualquier otro viaje que se haga con la mochila a la espalda. En la medida de lo posible creo que hay que huir de estas dinámicas competitivas porque no nos aportan nada diferente a lo que tenemos a diario trabajando, estudiando o simplemente viviendo. La competición tiene sus momentos en la vida, y este no es uno de ellos. Es importante seleccionar bien las fechas para evitar la marabunta, nosotros tuvimos suerte y no había mucha gente en la última semana de agosto.

A veces es bueno olvidar algunos consejos y no hacer ningún caso a los de “el verdadero camino“, estos viajes debes decidir tú como hacerlos y disfrutarlos a tu manera. Pon en la mochila lo que a ti te haga falta, sigue el horario que te apetezca, para cuando estés cansado y anda cuando quieras ir a otro sitio.

Al fondo la Ria de Vigo

Rollos peregrinos

A partir de aquí empieza ya el rollo más místico, filosófico y más cargado de opiniones personales que de datos útiles.

La verdad es que a estas alturas no pensaba que iba a ir a hacer un camino a Santiago. Hace ya muchos años tuve dos intentonas de hacer el Camino Francés en bici pero al final por problemas físicos el mes anterior tuve que desistir en ambas ocasiones. Las dos veces me quedé bastante decepcionado y se me quedó la espinita clavada.

Con el tiempo escuchando lo que contaban los que hacían algún tramo y mis experiencias en otras rutas me fue quedando claro que hacer el camino no era como recorrer un GR,  en el camino te encuentras mucha infraestructura de alojamientos y sitios donde comer, está muy masificado en verano y en general no es tan exigente físicamente como pueda ser una senda de gran recorrido. Además el camino no va buscando el sitio más bonito sino la forma más sencilla de llegar de un pueblo a otro por lo que es probable no estar andando por el sitio más espectacular.

Tampoco tienes aquí los mismos problemas para encontrar cama o un lugar donde conseguir comida que puedas tener al hacer un GR donde estás todo el tiempo por en medio de la montaña sin acercarte a los pueblos, la planificación previa en este aspecto es nula porque confías en encontrar todo. Aquí realmente hay tal infraestructura, por lo menos en las etapas por Galicia, que no te llegas a preocupar por si te quedas sin agua o comida.

En cierto modo todo esto hizo que perdiera el interés por ir.

¿Qué hago yo en el Camino de Santiago?

MOTIVACIONES

Tal vez arriba en el apartado “¿Donde me estoy metiendo?” debería haber incluido la respuesta a la siguiente pregunta: ¿cuáles son mis motivos para hacer el Camino?.

Son infinitas las webs que se extienden informando sobre el recorrido, sobre lo que llevar en la mochila o sobre las mejores épocas para ir pero son más bien escasas las letras que dedican a darnos razones para ir a andar unos días por El Camino de Santiago. ¡No tratan de convencernos!.

Cuando me propusieron ir no me lo pensé, tenía esas fechas libres y quería ver si mis rodillas y pies resistían seis días seguidos andando. En el fondo estaba pensando más en hacer una prueba para hacer un día el Camino Francés completo que en este que iba a hacer ahora. Ni antes de ir ni durante el recorrido se me ocurrió pensar en qué motivaciones tenía para ir, la pregunta me vino ya el día final cuando llegué a Santiago y estaba en la cola para pedir la Compostela.

El Cabildo Catedralicio de Santiago sólo da la Compostela a quienes hacen el Camino por motivos religiosos o espirituales, al resto les da un certificado que da la bienvenida y pide las gracias de la peregrinación para él. En la cola la mayoría de gente se decantaba por estos motivos religiosos o espirituales, unos eran fieles a sus creencias y otros tenían ganas de tener una Compostela en latín y con su nombre también en latín.

El motivo originario de esta peregrinación era el religioso y consistía en salir andando desde la puerta de tu casa y llegar hasta Santiago de Compostela. Como ha sucedido con tantas y tantas tradiciones y peregrinaciones religiosas (véanse los comentarios en peregrinación a la Santa Faz) la forma que tenemos en la actualidad de entenderlas se ha transformado mucho desde este origen religioso, en realidad hacer El Camino es algo que no debería tener ningún aliciente para quien no sea cristiano.

Si no haces la peregrinación por motivos religiosos o espirituales no aparecerá nada en latín. No se le llama Compostela sino certificado y tu nombre no aparece tampoco en latín.

Olvidando un poco el motivo religioso originario de esta peregrinación, ¿qué otra motivación puede tener alguien para hacer el Camino?.

Si no recuerdo mal al solicitar la Compostela los otros motivos que podías alegar eran: culturales y deportivos.

Se cruza uno con mucha gente obsesionada con el simple hecho de llegar a Santiago, se toman el Camino como un reto físico que superar. El que haya leído esta entrada entera se habrá dado cuenta que estoy evitando usar el término ruta, senda y en general todo lo que suelo escribir al hablar de un sendero, estoy tratando el Camino de Santiago Portugués como si fuera un viaje más.

Este camino en concreto no tiene casi dureza física, y el único sufrimiento nos lo proporciona el peso de la mochila. Pero incluso en otros caminos creo que la idea debe ser la misma que en este: el objetivo es viajar, no correr la maratón con mochila. Para mi los motivos deportivos no son los que priman al hacer este recorrido, de hecho creo que lo más importante del Camino es el día a día. Tal vez en lugar de decir los km hechos de Camino se deberían decir los días que se han pasado andándolo porque son lo que realmente supone una experiencia diferente.

Los momentos que más he disfrutado en este camino han sido estos:

  • Ese menú casero diario de después de la ducha, compartiendo mesa con los compañeros de viaje.
  • Ese recorrido cultural de la tarde por bonitas ciudades cargadas de historia y de lugares de indudable interés cultural: Tui, Porriño, Redondela, Pontevedra, Caldas de Reis, Padrón y eternamente Santiago de Compostela.
  • Esas conversaciones con desconocidos durante todo el día. Tanto peregrinos de todas partes que comparten sus experiencias y preguntan por las tuyas, como gentes del lugar que tienen ganas de conversar amablemente con los peregrinos y preguntarles de donde vienen y de donde son.
  • Esos kilómetros en los que andando solo puedes relajarte dejándote llevar por las piernas y pensar tranquilamente en mil cosas que a diario olvidas por no necesitar solucionar para el día siguiente y que quizá sean más importantes para disfrutar de la vida a largo plazo.
  • La llegada a Santiago. Ya conocía Santiago y pensaba que no iba a sentir nada porque no tenía como meta llegar sino disfrutar al máximo del recorrido, e incluso creía que me iba a dar pena porque sería el momento en el que acabara el recorrido. Pero Santiago es una ciudad que tiene algo especial que te transporta a otras épocas, una ciudad bonita de verdad por la que uno daría una paseo cada año de su vida.

Resulta emocionante ver el botafumeiro en plena acción, es curioso lo que ha llegado a representar un esparcidor de humo (ese es su significado real al traducir de galego a castellano) que no era más que un ambientador para soportar el olor de los peregrinos. Este video lo grabé en la Catedral de Santiago:

Después de contar lo que me ha gustado creo que empieza a quedar claro porque digo que hacer El Camino es hacer un viaje. Es algo que debe hacer quien guste de visitar nuevos lugares, conocer gente nueva, que tenga un mínimo interés por la historia y la cultura o que le gusté la gastronomía española.

DECEPCIONES

Para seguir aclarando aún más porque digo viaje y no ruta, y también para ser justo, debo hablar de lo que me ha decepcionado.

Me ha decepcionado mucho el recorrido entre pueblos, lo he encontrado muy aburrido porque abusa muchísimo del asfalto y de las aceras. En total no hemos andado ni 5 km por sendas y eso en un total de 120 km. Casi todo el tiempo íbamos por carreteras vecinales entre chalets, era como ir andando por urbanizaciones como Los Girasoles o cualquier otra de por aquí.

La zona que peor fama tiene entre los peregrinos es el Polígono Industrial de O Porriño, pero eso no es nada comparado con la cantidad de arcén y de acera que tienes que hacer después para llegar a O Porriño, o en el resto de las etapas. Calculo que el 80% del recorrido ha sido por asfalto y acera, algo decepcionante, por lo menos para mi.

En las primeras etapas iba esperando llegar a la 4ª (Pontevedra – Caldas de Reis) y la 5ª (Caldas de Reis – Padrón) por ser estas las que tenían fama de ser más bonitas. Era cierto que tenían algunos tramos muy bonitos, pero la mayor parte del recorrido era arcén de carretera y acera.

Abajo pongo una foto de unos de estos lugares, para mi el más bonito en ruta de todo el Camino que he hecho. En la foto no se aprecia el ruido de una autovía que pasaba al otro lado del barranco.

Lugar precioso entre Caldas de Reis y Padrón. Se oía de fondo una autovía.

En mi opinión Galicia, y la provincia de Pontevedra en concreto, ofrecen recorridos mucho más agradables que el del Camino Portugués. En el pasado los peregrinos debían caminar buscando lugares habitados, caminos llanos, lisos y que no dieran rodeos, pero el homo siglo XXI no tiene las mismas necesidades.

Prefiero olvidar este aspecto desagradable del recorrido y quedarme con lo que me ha gustado, por eso creo que en un futuro no dudaré en embarcarme en otros Caminos.

No me atrevo a hacer el símil del Camino de Santiago con la vida que tanto gusta a los gurús del Camino (aquí podéis leer algo), pero es indudable que aporta una experiencia enriquecedora a cualquier persona que haga un tramo de varios días por la gente con la que se convive y el tiempo que se tiene para pensar y relajarse, experiencias que en la sociedad de hoy día no podemos disfrutar habitualmente.

El Camino de la vida

FOTOS CURIOSAS

Bueno, y como en todo viaje he hecho más fotos a las cosas que me iban sorprendiendo que a las típicas estampas de postal.

En primer lugar mi recopilación de fotos de máquinas expendedoras situadas ¡en mitad del Camino!. No me lo esperaba, de verdad que no esperaba ver una máquina de refrescos en medio de una ruta.

Se te informa para que vayas sacando el cash.

En la etapa Tui – O Porriño:

Sírvanse señores

En la etapa O Porriño – Redondela:

La 2

En la etapa Redondela – Pontevedra:

La 3

En la zona de Porriño todo, absolutamente todo está construido con mármol. Con mármol rosa Porriño claro:

¿Alguna cocina parecida a esta parada de bus?

Bicicleta escultura en Caldas de Reis:

Bici escultura juguete

Crucigrama en un muro de Caldas de Reis:

Crucigrama

Portería para jugar a kayakpolo en jardín de Caldas de Reis :

Portería río Umia

Grafitis en pared de Caldas de Reis:

Grafiti

Otra parte del mismo muro:

Otra parte del grafiti

Estatua de Cela en Padrón:

Alguien sabe lo que significan esas dos bolas delante. Je je je

Aquí es donde se supone que amarraron la barca que traía los restos de Santiago:

Pedrón en Padrón

Iglesia en Santiago de Compostela:

Son unos santos consumiéndose en las llamas pero ¿a nadie más le parece que están metidos en la cama arropándose con la manta?. Que Santiago me perdone, era tarde y la Paris-Dakar había hecho mella en mi entendimiento.

Bueno, pues este ha sido el Camino que yo he hecho y que yo he vivido. Supongo que será diferente al que hayan hecho otros y diferente a otros que haré en el futuro, porque creo que volveré a andar hasta Santiago empezando en otro sitio.

Ale, que luego no diga nadie que no cuelgo fotos mías. (Sí, es Kowalsky)

Aquí se pueden ver todas las fotos, algunas no las he puesto en las entrada.

¡¡Buen Camino!!

7 pensamientos en “Camino Santiago Portugués 2011”

  1. Muchísimas gracias por el post, con todo el cuidado y cariño que le has puesto. Me ha parecido muy útil y me va a ayudar a preparar el Camino para este mes de agosto. ¡Qué ganas!

  2. Un verdadero fenomeno Kowalski!!! Grandisimo trabajo, estoy seguro que me sera muy util para afrontar mi primer camino. Abrazos!!

  3. La verdad es que es una entrada que redacté con mucho cariño, espero que os sea de utilidad.
    Se agradecen mucho vuestros comentarios, ¡¡buen camino!!

  4. Hola. Soy de Costa Rica, sus comentarios me han ayudado mucho ya que pienso hacer el Camino de Santiago desde Tui.(Camino Portuguez).
    Grs x los consejos ya que espero pronto hacerlos si Dios lo kiere.
    De nuevo Mil grs. y lo felicito por la experiencia vivida.
    y un saldo de esta tierra.
    Mi correo es caconb@yahoo.com

  5. Muchas gracias por el artículo, me ha sido de gran utilidad ya que en la última semana de agosto estaré haciendo el Camino Portugués.

  6. Desde Costa Rica (América Central) le doy las grs por los valiosos concejos que han puesto .
    Estoy pensando en hacer el Camino de Santiago. Partiendo de Tui; en Set del 2015 . Si Dios lo permite.
    Gracias de nuevo y muchas felicidades y muchos éxitos .
    Un Abrazo a al adistancia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s