Alicante no es una ciudad para las bicicletas

Este era el titular de un miniartículo que publicaba el otro día el Diario Información. En la web, que es donde yo lo leo, enseguida pasó de los 30 comentarios de lectores

El artículo se refería a un estudio de Consumer Eroski sobre el acondicionamiento de 18 ciudades españolas para el uso de la bicicleta: Bicicletas en la ciudad: analizados 37 carriles bici y 11 servicios públicos de préstamo de bicicletas: Las ciudades dan la espalda a la bicicleta.

En el estudio se dedican frases a la ciudad de Alicante como las siguientes:

Por ciudades, las capitales peor equipadas para desplazarse en bicicleta son Alicante y Oviedo, que suspendieron de manera rotunda el examen con un ‘muy mal’. La razón: no disponen de bicicarriles ni de servicio de alquiler público de bicicletas.

Alicante:

  • Lo mejor: Nada positivo.
  • Lo peor: Una de las ciudades del análisis menos equipadas para circular en bicicleta: no cuenta con carril bici y tampoco hay un servicio de alquiler público de bicicletas.

Alicante tiene el dudoso honor de ser, junto a Oviedo, una de las ciudades del estudio que suspenden de forma estrepitosa el examen (tiene un ‘muy mal’). El motivo es la carencia de todo tipo de infraestructuras para poder usar este medio de transporte sostenible y alternativo al coche u otros medios públicos. Así, los amantes de la bicicleta se encuentran con una ciudad donde no hay un solo kilómetro de carril bici y que tampoco dispone de un sistema municipal de alquiler de bicicletas. El único punto favorable de la capital alicantina es que es posible introducir la bici en el tranvía, fomentando así la intermodalidad entre ambos vehículos.

Creo que el artículo se refiere exclusivamente al casco urbano de la ciudad, porque afortunadamente en Alicante se han hecho algunos carriles bici en las vías de salida y acceso a la ciudad, aunque ya cuando terminan los edificios.

Por el centro es cierto que es imposible usar la bici como medio de transporte por los motivos que dice el estudio: no hay carril bici, no hay sitio para aparcar la bici ni para alquilar y además no se puede subir en el transporte urbano. En este punto se les ha ido la pinza a los del estudio, se ve que tenían ya ganas de escribir algo bueno sobre la bici en Alicante, porque el tranvía de momento solo llega a el Postiguet y el resto están aún construyéndolo. Y habrá que ver si se puede meter la bici, en que horarios y cuantas a la vez.

No hace falta irse muy lejos para ver de que va eso del alquiler de bicicletas, en Sant Vicent hay un sistema en funcionamiento con bastante éxito: biciSanVi. Es algo muy cómodo porque hay muchos puntos de préstamo/devolución y al devolver la bici en un punto próximo a donde nos dirigimos tenemos libertad para movernos sin preocuparnos de la bici, para después no tener que ir exactamente al mismo punto a recogerla, o para usar otro transporte público para salir de la ciudad.

Respecto a la construcción de carriles bici por el centro de Alicante, es algo que se debió planificar hace ya años porque a medida que se construye más queda menos espacio para meter el carril. Pero está claro que son necesarios, y ya no sólo como lugar para bicicletas sino como espacio libre de automóviles por el que ir con una mínima seguridad sin tener que ir vigilando que no te atropellen. Lo ideal es que un carril bici vaya acompañado de una acera ancha para peatones y que tanto las bicicletas (o patines, o monopatines) como los peatones puedan circular sin riesgos por ese espacio. En el actual estado de la ciudad quizá la única iniciativa viable sería hacer algunas calles peatonales y dejar el centro de la calle para que circularan exclusivamente bicicletas y camiones de reparto o vehículos de vecinos a bajas velocidades.

También hay que decir que hay muchos tipos de carriles bici, y para pintar una franja roja de 50 cm en una acera y que acabe con una señal en medio (tengo que hacerle una foto un día) es preferible que no se haga nada.

En cuanto a la combinación con el transporte urbano, aunque el estudio diga que es un punto favorable para Alicante, no es verdad. En Alicante, mientras no terminen las líneas que hay previstas del tranvía, el único transporte urbano disponible es el bus. Porque el tranvía que va a El Campello es transporte interurbano, no urbano.

Nunca he intentado subir la bicicleta en el bus, supongo que con una de estas nuevas que plegadas ocupan muy poco no habrá problema. Pero no creo que dejen subir una normal, sinceramente.

A continuación pongo el top five de los argumentos en contra del uso de la bici como transporte urbano en Alicante y mi opinión sobre ellos:

– En Alicante hace mucho calor.

Cierto, y en agosto a veces es insoportable, pero fuera de los meses de verano hay un tiempo ideal para montar en bici. Sobra con decir que los equipos ciclistas se vienen a nuestra provincia a entrenar porque es donde tienen más días al año con buen tiempo para entrenar. Incluso en los meses de verano es posible circular sin mucho calor durante las primeras horas del día (de 7 a 10) y si luego se pudiera meter la bici en el transporte urbano sería perfectamente posible moverse por la ciudad sin coger el coche y sin pasar más calor del habitual.

– En Alicante hay muchas cuestas.

Pues alguna hay, pero tampoco son tantas. Según las curvas de nivel de la cartografía cmaauv de la generalitat:

  • Barrio de Los Ángeles: 60 mts. de altura sobre el nivel del mar (Ayuntamiento de Alicante).
  • Virgen del Remedio: 70 m.
  • El Garbinet: 40 m.
  • Campoamor: 30 m.
  • San Blas: 30 m.
  • Estación de tren: 20 m.
  • Benalúa: 15 m.

A mi me parece que no es mucho, pero en cualquier caso lo ideal es que se puedan meter las bicicletas en el transporte público con lo que para subir las cuestas podríamos usar el bus, tranvía, etc, y luego al bajar usar la bici que nos hemos subido, o viceversa.

– Los ciclistas luego no los usan.

Para empezar, la gente tiende a confundir al aficionado al deporte del ciclismo con el usuario de la bicicleta que simplemente la usa como medio de transporte. Hace ya muchos años que dejó de verse en nuestras ciudades a gente desplazándose en bicicleta, pero preguntando a cualquier anciano del lugar seguro que lo recuerda perfectamente. En esta foto de Flickr se ve lo que vienen a ser usuarios del medio de transporte llamado bicicleta:

Pistas para distinguirlos: llevan ropa de calle y van a velocidades moderadas o bajas.

Los carriles bici que tenemos en la provincia de Alicante están en las carreteras situadas entre pueblos y ciudades, y desaparecen al llegar a los núcleos urbanos. No son aptos para una persona que quiera desplazarse de un sitio a otro porque en cuanto llega a la ciudad debe circular junto a coches y motos que van a una velocidad mucho mayor con el riesgo que esto supone. Esto hace que prácticamente nadie se arriesgue a coger una bici para moverse por Alicante, y hace también que la gente asocie el carril bici sólo con ciclistas haciendo deporte.

Por otro lado, la gente que monta en bici de carretera (haciendo deporte) no siempre puede usar los carriles bici. Estas bicis tienen una rueda de un par de centímetros de ancho y como los carriles tienen bordillos que subir y escalones, circular por ellos es arriesgarse a un rebentón (pinchazo) seguro.

Y bueno, siempre está el tonto de turno que por capricho no quiere ir por el carril bici. Pero también hay coches que circulan con exceso de velocidad y no por ello se dice que todos los conductores van siempre rápido.

– Es que yo prefiero ir en coche, que es más cómodo.

Pues perfecto, pero luego no pidas que bajen los impuestos de la gasolina porque está por las nubes, que para limpiar los humos de tu coche o hacerte parkings públicos hace falta dinero.

– Hay cosas más importantes que el carril bici.

Pues esto es cierto, hay problemas más importantes pero este también es un problema y hay que arreglarlo, una cosa no quita la otra y por algún problema habrá que empezar.

3 pensamientos en “Alicante no es una ciudad para las bicicletas”

  1. Yeeeeeeee, máquina. Que sepas que me has quitado “el post” de la boca. Hace unas semanas se me ocurrió la genial idea de bajar desde casa (Los Ángeles, California Alicante) a la Explanada en bici y por poco no lo cuento.

    Definitivamente, Alicante (casco urbano, como bien dices) es un medio 100% hostil para la bicicleta. La solución es complicada técnicamente, sí: por su morfología y su triste planificación (más en el centro que en la periferia) la ciudad no facilita la tarea, si bien no es menos cierto que para otro tipo de obras no se duda en cortar por aquí, cortar por allá, y tenernos meses y meses inmersos en un caos circulatorio. Yo creo que el problema es más bien de voluntad.

    Por lo menos, según tengo entendido, varios tramos del tranvía irán acompañados de carril bici que discurrirá paralelo al trazado del mismo. Esperemos que sea algo más que un pedazo de acera pintada de rojo😉

  2. ¡Uooola!

    He visto que entre San Vicente y Santa Isabel han hecho uno acompañando la línea del tranvía. Me da que va a terminar aquí cerca porque mira la distancia que ponía en los periódicos:

    El carril bici cuenta con una longitud de 2.500 metros, y conectará el Bulevar Norte de Alicante con San Vicente. Su anchura es de 2,50 metros y es bidireccional. Su ejecución afecta a la calzada de la carretera actual, dejando carriles de 3,25 metros.

    Ojalá me equivoque y hagan algo desde Virgen del Remedio para abajo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s